usabilidad

Criptomonedas

Como ya sabéis Bitcoin no es la única criptomoneda, ni si quiera puede que sea la mejor, pero si que ha sido la primera y es la más utilizada en estos momentos. Ser la primera, la más conocida y contar con el apoyo de una comunidad tan importante le va a dar a Bitcoin un gran recorrido en los últimos años. Nadie sabe si esto le va a permitir seguir siendo la moneda virtual más utilizada, lo que está claro es que tendrá que convivir con otras criptomonedas que la gente decida adoptar y utilizar por todo tipo de razones. Entre esas razones pueden estar aspectos técnicos, que es lo que ahora parece estar siendo más relevente pero probablemente vamos a ver cómo el uso de distintas criptomonedas se determina en función de la necesidad concreta que tenga la persona o de las utilidades que se vayan creando basadas en cada una de las criptomonedas.

De esta forma con el tiempo veremos que conviven distintas criptomonedas, veremos gente que usa únicamente una porque es la que le ofrece la utilidad que necesita y veremos gente que utiliza varias en función de lo que tenga que hacer en cada momento. La situación puede ser similar a lo que hemos visto en los últimos años a nivel de sistemas operativos, hay gente que es solo de Windows y gente que es solo de Mac, pero también hay mucha gente que utiliza el sistema operativo en función del dispositivo que le ofrece mejor usabilidad, precio o alguna característica específica que le satisfaga especialmente. Ahora con los smartphones esto que mucho más claro ya que mucha gente usa Android en el móvil pero sigue usando Windows o Mac para el ordenador o la tablet.

En las criptomonedas es muy probable que muchos de los sistemas que se desarrollen por ejemplo para realizar transferencias o como medio de pago, acepten distintas opciones de moneda, incluso que convivan con las monedas tradicionales, para ofrecer la mejor usabilidad a las personas. También es muy probable que dependiendo del uso que se le quiera dar haya alguna criptomoneda que se convierta en la predominante, por ejemplo para realizar transferencias internacionales puede imponerse la que suponga menos comisiones y para temas de comercio electrónico aquella que ofrezca mayor seguridad o usabilidad para que resulte muy sencillo de utilizar para la mayoría de la gente. Igualmente para temas muy específicos como puede ser las apuestas o los juegos online será la gente más aficionada a esos temas la que con el tiempo irá determinando cuál es la criptomoneda que se convierte en la más utilizada.

De esta forma las casas de cambio o exchanges tomarán una relevancia aún mayor ya que no se quedarán en la utilidad de poder cambiar la moneda real por bitcoins que es lo que ahora ofrecen la mayoría de ellos, sino que serán principalmente el nexo para el cambio entre criptomonedas. Incluso es muy probable que ni siquiera tenga que ser la gente la que realice ese cambio sino que las aplicaciones que se desarrollen para cada utilidad en concreto sean las que realicen los cambios correspondientes al estar conectadas con los exchanges.

Finalmente será la tecnología y las aplicaciones que se desarrollen sobre ella las que tendrán que adaptarse a la gente para poder ofrecer la mayor utilidad posible. Frente a una situación actual donde resulta complicado comenzar a operar con criptomonedas, muchas de las utilidades que se están desarrollando van a ir destinadas a simplificar su uso para lograr que se convierta en una opción real y popular para mucha gente.

En todo caso para nosotros como usuarios la existencia de varias criptomonedas tiene que ser algo positivo, por un lado porque genera competencia entre ellas y eso va a hacer que mejoren, por otro lado también porque con cada criptomoneda encontraremos utilidades muy específicas que se adapten mucho mejor a necesidades concretas y esa especialización será beneficiosa para aquellos que la utilicen.